Son necesarios los fertilizantes químicos

Contenidos
  1. Definición de abono
    1. Nuestro mundo en abono de datos
    2. Tipos de abonos
    3. Chemical fertilizer deutsch

Definición de abono

Una industria de producción de fertilizantes mejor y más sostenible y una normativa y formación sobre la gestión de la aplicación para los agricultores, junto con soluciones regenerativas, podrían reducir drásticamente las emisiones de la agricultura, sin dejar de alimentar a una población mundial en auge.

En Climate Reality llevamos mucho tiempo interesándonos por la agricultura climáticamente inteligente y por las formas en que los agricultores y jardineros pueden contribuir a invertir la tendencia climática tomando medidas para combatir esta crisis.

Desde el paisajismo comestible y la "jardinería de lasaña" hasta la agricultura regenerativa a escala industrial, las formas en que cultivamos los alimentos tienen un papel vital que desempeñar para ayudarnos a poner fin a la crisis climática y crear un futuro seguro y sostenible sin contaminación por carbono. Un futuro en el que podamos proporcionar a nuestra creciente población mundial alimentos frescos y sanos cultivados en un ecosistema sostenible.

Nos hemos centrado sobre todo en las soluciones. Por ejemplo, consejos y trucos para que los jardineros y agricultores aficionados reduzcan su huella de carbono. O una visión general de los grandes cambios que hay que promover en todo el sistema para reducir las emisiones de una de nuestras mayores fuentes de dióxido de carbono atmosférico (CO2), el gas de efecto invernadero (GEI) más responsable de los cambios que estamos viendo en nuestro clima actual.

Nuestro mundo en abono de datos

Para crecer sanas, las plantas necesitan muchos nutrientes diferentes. De ellos, el nitrógeno es necesario para el crecimiento de las hojas y la producción de proteínas, el fósforo favorece el crecimiento de las raíces y las primeras plántulas, mientras que el potasio regula el transporte de otros nutrientes y el agua dentro de la planta. El azufre es esencial para la síntesis de proteínas y el magnesio es necesario para la formación de clorofila. Otros elementos necesarios son Ca, Na, Fe, Mn, B, Cu, Zn y Co. Las deficiencias de un suelo determinado pueden tratarse añadiendo los fertilizantes adecuados.

Figura 1 En el siglo XIX, John Lawes y Henry Gilbert iniciaron una serie de experimentos de campo para examinar los efectos de los fertilizantes inorgánicos y los abonos orgánicos en cultivos importantes como el trigo, que han continuado hasta nuestros días. El primer cultivo experimental de trigo se sembró en Broadbalk, un campo de Hertfordshire (Inglaterra) en 1843 y se cosechó en 1844. Este mismo experimento de campo continúa hoy en día y se utiliza en los actuales programas de investigación de Rothamsted Research. El campo está dividido en secciones. En algunas se cultiva trigo de forma continua y en otras se rota con otros cultivos. En otros experimentos se utilizan diferentes cantidades de fertilizantes, como fosfato triple, cloruro potásico, compuestos de sodio y magnesio y estiércol de granja.

Tipos de abonos

En el mundo de la agricultura intensiva se utilizan con frecuencia fertilizantes químicos.  Estos fertilizantes se fabrican artificialmente a partir de macronutrientes esenciales para el suelo como el nitrógeno, el fósforo y el potasio, lo que los hace robustos y potentes.  Pueden contener sulfato de amonio, urea, potasa y amoníaco, entre otras sustancias, en función de su estructura y de los cultivos y suelos a los que van destinados.  Estos fertilizantes pueden aplicarse y esparcirse con diversos métodos, ya sea mecánicamente o a mano.

Estos fertilizantes, además de potenciar la absorción de nutrientes del suelo, aumentan la profundidad de las raíces hasta un metro: como resultado, las plantas son considerablemente más fuertes y pueden abastecerse totalmente de las aguas subterráneas.

Los distintos elementos del suelo, como los niveles de acidez muy bajos o muy altos, pueden ajustarse mediante la aplicación o el uso de fertilizantes que complementan otros productos químicos y procedimientos, como el encalado.  Además de otros productos naturales y respetuosos con el medio ambiente, el uso moderado y consciente de estos productos ayuda a los suelos agrícolas a conservar su calidad y fertilidad para nuevos ciclos de producción.

Chemical fertilizer deutsch

Abonar el césped es fundamental para mantener la salud del suelo y mejorar el aspecto de la acera. Puedes contratar a una empresa de cuidado del césped para que haga el trabajo duro o probar a hacerlo tú mismo. En cualquier caso, tendrás que tener en cuenta el momento, el nivel del suelo y las necesidades de nutrientes.

También tienes que pensar qué tipo de abono quieres para nutrir tu jardín. Los productos naturales y artificiales se han alzado a la cima del mercado, lo que ha suscitado un gran debate sobre qué opción es, en última instancia, la mejor.

El abono es una sustancia que aporta nutrientes al suelo de tu césped para potenciar y mantener su crecimiento. Según la Enciclopedia Británica de 2022, los fertilizantes "mejoran la fertilidad natural del suelo" y "sustituyen los elementos químicos tomados del suelo por cultivos anteriores".

El abono es importante para tu césped porque restaura las reservas de nutrientes agotadas y potencia la propagación en condiciones de crecimiento poco ideales. Pero, con tantos productos fertilizantes en el mercado, ¿cuál es la mejor opción?

En las siguientes secciones, repasaremos cómo los fertilizantes orgánicos y sus homólogos sintéticos proporcionan NPK a las plantas de diferentes maneras. Mientras lee, piense qué producto se adapta mejor a su estilo de vida, a su familia y a sus necesidades de cuidado del césped.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.