Quimicos peligrosos en el hogar

Contenidos
  1. Lista de productos químicos domésticos
    1. Productos químicos domésticos que matan
    2. Peligros químicos habituales en los hogares y sus fuentes
    3. Cómo prevenir los riesgos químicos en casa

Lista de productos químicos domésticos

Esta publicación se facilita únicamente con fines educativos e informativos. No sustituye la atención médica profesional. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no implica su aprobación y no pretende sustituir el consejo de su profesional sanitario. Los lectores deben tener en cuenta que, con el tiempo, la actualidad y la exhaustividad de la información pueden cambiar. Todos los usuarios deben consultar a un profesional sanitario cualificado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas.

Productos químicos domésticos que matan

Se utiliza para fabricar el plástico transparente y duro conocido como policarbonato, utilizado para biberones y revestimientos de latas metálicas. El BPS es un sustituto habitual del BPA desde que las protestas públicas redujeron su uso en plásticos. Los estudios demuestran que las sustancias químicas son igualmente tóxicas. El BPA y el BPS son disruptores endocrinos y su exposición puede causar obesidad, cáncer reproductivo e infertilidad.

Una clase común de ftalato: un plastificante líquido utilizado en fluidos hidráulicos y plástico PVC. Puede filtrarse en los alimentos y el agua a través del plástico y podría causar daños en los órganos reproductores, los pulmones, los riñones, el hígado y los fetos.

El sistema endocrino regula las hormonas y las glándulas que segregan esas hormonas en el cuerpo. Los alteradores endocrinos (también conocidos como modificadores endocrinos o alteradores hormonales) son sustancias químicas que interfieren con el sistema endocrino imitando o inhibiendo las hormonas naturales. Pueden causar daños reproductivos y se han relacionado con cánceres del aparato reproductor.

Un metal abundante que puede encontrarse en un hogar en forma de pintura vieja en juguetes o paredes, en tuberías o en el maquillaje. El plomo es una neurotoxina que se acumula en el organismo y puede causar daños cerebrales y problemas de comportamiento, y es especialmente perjudicial para los niños. No existe una dosis segura de plomo.

Peligros químicos habituales en los hogares y sus fuentes

Si es necesario almacenar productos químicos en el hogar durante un breve periodo de tiempo, es fundamental hacerlo de forma segura y adecuada hasta que puedan depositarse en un depósito designado. Los métodos de almacenamiento seguro pueden variar, pero las instrucciones suelen figurar en la etiqueta del producto o en las instrucciones adjuntas al envase.

Busque símbolos en la etiqueta que indiquen peligros inflamables, corrosivos o tóxicos. En caso de duda, póngase en contacto con el minorista y solicite una hoja de datos de seguridad del material (MSDS). La MSDS proporciona información clave y recomendaciones de seguridad relacionadas con el producto.

Cómo prevenir los riesgos químicos en casa

Allá por noviembre de 2019, los incendios forestales en California destruyeron miles de hogares en todo el estado, dejando atrás una parte aún mayor de residentes desplazados. Una vez finalizada la temporada de incendios forestales, los lugareños se quedaron con una amenaza ambiental persistente: la presencia de productos químicos peligrosos.  A medida que ardían las casas, también lo hacían los objetos de su interior: ambientadores rellenos de ftalatos, sofás fabricados con retardantes de llama y sartenes de teflón fabricadas con PFC nocivos. Estas sustancias químicas están relacionadas con una serie de efectos adversos para la salud, como cáncer, defectos de desarrollo y problemas reproductivos. Cada día, los propietarios de viviendas de todo el mundo están expuestos a estas sustancias químicas en forma de materiales de construcción o productos de consumo.  Para averiguar cuáles son los más peligrosos, Business Insider habló con el Dr. Leonardo Trasande, profesor de la Universidad de Nueva York y experto en salud ambiental infantil.

"Cada vez hay más pruebas de que las sustancias químicas sintéticas que se encuentran habitualmente en el hogar contribuyen a la aparición de enfermedades y discapacidades", afirma Trasande, quien añade que, en la actualidad, las pruebas son más contundentes entre los niños, cuyos organismos aún se están desarrollando y cuyas vías metabólicas no han desarrollado inmunidad frente a los peligros ambientales. Además, los niños pesan menos, por lo que su exposición puede ser mayor.  Trasande identificó los siguientes tipos de productos químicos domésticos como algunos de los más tóxicos para el ser humano.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.