Quimica de productos de limpieza

Contenidos
  1. Productos de limpieza
    1. Reacciones químicas en los productos de limpieza
    2. Productos de limpieza ácidos
    3. Importancia de la química en la limpieza

Productos de limpieza

¿Qué hace que un limpiador funcione? ¿Cuánta química interviene para eliminar la grasa de la encimera de una cocina o la arenilla de un suelo de hormigón? La respuesta a estas y otras preguntas se encuentra en palabras como tensioactivo, disolvente, agente quelante y formador. Entender los elementos básicos de la eficacia de un limpiador contra distintos tipos de suciedad es esencial para la "Química de la Limpieza".

Webster define suciedad como "ensuciar o ensuciar en la superficie; ensuciar; ensuciar; manchar; como, ensuciar una prenda con polvo". Para nuestros propósitos, consideraremos la suciedad como materia extraña que se encuentra en el lugar equivocado. Por ejemplo, el yogur es un alimento, pero si se tritura en una alfombra, se considera tierra.

Los suelos orgánicos abarcan una amplia gama e incluyen suelos alimentarios (como grasa, grasa, proteínas y carbohidratos), materia viva (como moho, levadura y bacterias) y suelos de petróleo (como aceite de motor, grasa de ejes y aceites de corte). Tradicionalmente, estas suciedades se han eliminado con limpiadores alcalinos o disolventes. Ahora, sin embargo, se utilizan tensioactivos de base biológica más modernos para eliminar las suciedades orgánicas.

Reacciones químicas en los productos de limpieza

Los productos de limpieza o limpiadores de superficies duras son sustancias (normalmente líquidos, polvos, sprays o gránulos) que se utilizan para eliminar la suciedad, incluido el polvo, las manchas, los malos olores y el desorden de las superficies. Entre los fines de los productos de limpieza se encuentran la salud, la belleza, la eliminación de olores desagradables y evitar la propagación de suciedad y contaminantes a uno mismo y a los demás. Algunos productos de limpieza pueden matar las bacterias (por ejemplo, las de los tiradores de las puertas, así como las de las encimeras y otras superficies metálicas) y limpiar al mismo tiempo. Otros, llamados desengrasantes, contienen disolventes orgánicos que ayudan a disolver aceites y grasas.

Los productos de limpieza ácidos se utilizan principalmente para eliminar depósitos inorgánicos como la cal. Los ingredientes activos suelen ser ácidos minerales fuertes y quelantes. A menudo, se añaden al ácido tensioactivos e inhibidores de la corrosión.

El ácido clorhídrico es un ácido mineral común que suele utilizarse para el hormigón. El vinagre también se puede utilizar para limpiar superficies duras y eliminar los depósitos de calcio que también ayudan a mantener nuestro entorno libre de bacterias. El ácido sulfúrico se utiliza en limpiadores ácidos de desagües para desatascar tuberías atascadas disolviendo grasas, proteínas e incluso sustancias que contienen carbohidratos, como el papel higiénico.

Productos de limpieza ácidos

¡La química funciona! ¿Cómo funcionan los productos de limpieza?17 feb 20120 CommentJim KellarActive Ion Reviews, productos químicos para la limpieza de suelos comerciales, Multi Clean Chemicals¡La química funciona! ¿Cómo funcionan los productos de limpieza?

Todos los días, la gente utiliza productos químicos de limpieza para eliminar la suciedad y los contaminantes no deseados de las superficies. Mediante el uso de estos productos, las superficies se hacen más higiénicas y el ambiente interior se hace más seguro para las personas.

El componente básico de los productos de limpieza que los hace tan eficaces es una sustancia química llamada tensioactivo. Para entender qué hace que un tensioactivo transforme el agua corriente en un potente limpiador, tenemos que empezar con una pequeña lección de química.

El agua es la sustancia química más abundante sobre la faz de la tierra. El agua (H2O) es una molécula simple compuesta por 2 átomos de hidrógeno y 1 átomo de oxígeno. La estructura química del agua es tal que las moléculas individuales tienden a unirse mediante un fenómeno llamado enlace de hidrógeno. Esta intensa atracción entre moléculas de agua adyacentes impide que el agua se extienda por las superficies. En su lugar, el agua tiende a agruparse como si fuera repelida de una superficie. Esto significa que el agua tiene una alta tensión superficial, lo que la convierte en un pobre limpiador por sí sola.

Importancia de la química en la limpieza

Los productos químicos de limpieza se utilizan a diario en hogares, escuelas y empresas. Dependiendo de los ingredientes que contengan, pueden ser tóxicos. Muchas personas optan por utilizar productos de limpieza más seguros si tienen niños o mascotas en casa, para minimizar el riesgo de exposición. Estos productos químicos se pueden clasificar en siete categorías: alcalinos fuertes, alcalinos fuertes, alcalinos suaves, ácidos fuertes, ácidos suaves, disolventes y jabones y detergentes.

Un limpiador de la categoría de álcalis fuertes destruye los microbios y disuelve las proteínas. Los productos de limpieza como el limpiador de hornos, la lejía y los desatascadores son de este tipo. Son muy corrosivos y provocan quemaduras químicas en la piel y en los pulmones cuando se inhalan. Los productos que contienen hidróxido de sodio se incluyen en esta categoría.

Los álcalis fuertes son los que contienen carbonato sódico. Este tipo de producto de limpieza se utiliza para eliminar la grasa de desagües, quemadores grasientos y sartenes. El carbonato sódico es el componente básico de los detergentes en polvo y la sosa. Este tipo de limpiador es ligeramente corrosivo, ya que quema la piel y corroe los productos de aluminio.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.