Linea del tiempo de la quimica

Contenidos
  1. Historia de los compuestos químicos
    1. Historia de la química analítica
    2. Contribución de la química a la medicina
    3. Palabras químicas

Historia de los compuestos químicos

Entre otras cosas, los alquimistas buscaron un disolvente universal, intentaron transformar el plomo y otros metales en oro y trataron de descubrir un elixir que prolongara la vida. Los alquimistas aprendieron a utilizar compuestos metálicos y materiales derivados de plantas para tratar enfermedades.

Los descubrimientos científicos se intensificaron bastante en este siglo, empezando por el descubrimiento del oxígeno y otros gases hasta la invención de la pila eléctrica, los experimentos de Benjamin Franklin con el rayo (y su teoría sobre la electricidad) hasta las teorías sobre la naturaleza del calor.

El siglo XIX fue testigo de la síntesis del primer compuesto orgánico, la vulcanización del caucho, la invención de la dinamita, la creación de la Tabla Periódica, la pasteurización de la leche y el vino, e incluso la invención de una nueva forma de fabricar aluminio, entre otros avances.

Primer reconocimiento de las bacterias como agentes causantes de enfermedades. Desarrollo del campo de la inmunoquímica. Se introduce la esterilización por calor del vino y la leche (pasteurización). Observación de isómeros ópticos (enantiómeros) en el ácido tartárico.

Historia de la química analítica

Primera persona que escribió sobre la brújula de aguja magnética y que mejoró la precisión de la navegación al ayudar a emplear el concepto astronómico del Norte Verdadero en todo momento del día, realizando así la primera observación científica registrada del campo magnético (en contraposición a una teoría basada en la superstición o el misticismo).

En De Magnete, amplió la obra de Cardano (1550) y acuñó la palabra neolatina electricus a partir de ἤλεκτρον (elektron), la palabra griega para "ámbar" (del que los antiguos sabían que se podía crear una chispa eléctrica frotándolo con seda). Gilbert emprendió una serie de minuciosos experimentos eléctricos, en el curso de los cuales descubrió que muchas sustancias distintas del ámbar, como el azufre, la cera, el vidrio, etc., eran capaces de manifestar propiedades electrostáticas. Gilbert descubrió también que un cuerpo calentado perdía su electricidad y que la humedad impedía la electrización de todos los cuerpos, debido al hecho, ahora bien conocido, de que la humedad perjudica el aislamiento eléctrico de tales cuerpos. También observó que las sustancias electrizadas atraían indistintamente a todas las demás sustancias, mientras que un imán sólo atraía al hierro. Los numerosos descubrimientos de esta naturaleza le valieron a Gilbert el título de fundador de las ciencias eléctricas.

Contribución de la química a la medicina

¿De dónde viene la química? Los primeros "químicos" se centraron en problemas prácticos, como la fabricación de tintes y perfumes, la fabricación de jabón, los usos de los metales y la producción de vidrio, entre otros. El objetivo no era comprender el mundo físico, eso vino después. La gente sólo quería hacer cosas que mejoraran su vida de alguna manera.

La historia de la química es interesante y desafiante. Los primeros químicos solían estar motivados principalmente por la consecución de un objetivo o producto específico. La fabricación de perfumes y jabones no requería mucha teoría, sólo una buena receta y una cuidadosa atención al detalle. No existía una forma estándar de denominar los materiales (ni una tabla periódica en la que todos estuvieran de acuerdo).  Sin embargo, la ciencia evolucionó a lo largo de los siglos.

Cuando Robert Boyle (1637-1691) empezó a investigar en química, se hicieron grandes progresos para asentarla sobre una base sólida. Desarrolló las ideas básicas sobre el comportamiento de los gases, que a partir de entonces pudieron describirse matemáticamente. Boyle también fue pionero en la idea de que las partículas pequeñas podían combinarse para formar moléculas. Muchos años después, John Dalton utilizó estas ideas para desarrollar la teoría atómica.

Palabras químicas

Otra historia que empieza en la cuneta: Hacia 1669, Hennig Brandt, residente en Hamburgo, creyó haber descubierto la legendaria piedra filosofal, capaz de convertir el plomo en oro y desvelar los secretos del cosmos. Brandt, un ex soldado con experiencia en la fabricación de vidrio, empezó con orina vieja, la hirvió y calentó el residuo hasta que unos vapores incandescentes (fósforo blanco que reaccionaba con el oxígeno) llenaron su cristalería. En pocos años, Brandt vendió su secreto y pronto el fósforo era lo bastante conocido como para que el alquimista reservado Isaac Newton pudiera empezar una receta para él con las instrucciones: "Tomar de la orina un barril". (Aunque me pregunto dónde se podría conseguir fácilmente un barril de orina).    De la orina al arte -otra transformación- el momento del descubrimiento fue inmortalizado en el siglo XVIII en un cuadro de Joseph Wright de Derby, y registrado de nuevo como mezzotinta por William Pether en 1775 como "El descubrimiento del fósforo".    En esta obra, el alquimista se arrodilla asombrado ante la maravilla resplandeciente en su laboratorio alquímico. Muchos años después, en 1943, en otra transformación, la ciudad de Brandt ardió cuando miles de kilos de fósforo cayeron en forma de bombas.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.