Impacto ambiental de las reacciones químicas

Contenidos
  1. Cómo prevenir las reacciones químicas que afectan a nuestro medio ambiente
    1. ¿Cuáles son los efectos positivos y negativos de las reacciones químicas en el medio ambiente?
    2. Impactos negativos de la química en la sociedad
    3. Beneficios de las reacciones químicas en el medio ambiente

Cómo prevenir las reacciones químicas que afectan a nuestro medio ambiente

Se sabe que la exposición a sustancias químicas nocivas repercute en la salud humana y el medio ambiente. Con el aumento de la producción química mundial y el desarrollo y uso de nuevas sustancias químicas, ¿cómo sabemos lo que se considera seguro? Debatimos con Xenia Trier, experta de la AEMA en productos químicos, diferentes cuestiones relacionadas con el uso seguro de sustancias químicas en Europa y lo que hace la UE para reducir sus posibles efectos secundarios.

Hemos avanzado mucho en las últimas décadas, cuando la contaminación química era muy visible, y en la UE disponemos ahora de una protección mucho mejor contra muchas sustancias nocivas. Sin embargo, de 1950 a 2000, el volumen de producción mundial de sustancias químicas se multiplicó por más de 50, y en todo el mundo se registran cada día muchas sustancias químicas nuevas. Esto aumenta la presión química global sobre el medio ambiente y las personas, y por tanto el riesgo de daños. La exposición a sustancias químicas nocivas, tanto en interiores como en exteriores, puede causar muchos efectos sobre la salud, como enfermedades respiratorias y cardiovasculares, alergias y cáncer.

¿Cuáles son los efectos positivos y negativos de las reacciones químicas en el medio ambiente?

La liberación al aire de sustancias químicas y partículas puede causar daños directos a la troposfera (contaminación atmosférica); alterar la composición y función de las capas atmosféricas (efecto invernadero) u otros daños indirectos (agotamiento de la capa de ozono).

Un contaminante atmosférico es una sustancia presente en el aire que puede causar daños al ser humano y al medio ambiente. En 2008, la contaminación del aire interior y la calidad del aire urbano figuran entre los peores problemas de contaminación del mundo.

Los contaminantes pueden clasificarse como primarios o secundarios. Por lo general, los contaminantes primarios se emiten directamente a partir de un proceso, como las cenizas de una erupción volcánica, el gas monóxido de carbono del tubo de escape de un vehículo de motor o el dióxido de azufre liberado por las fábricas. Los contaminantes secundarios no se emiten directamente. Un ejemplo es el ozono troposférico.

El sector del transporte se ha convertido en uno de los principales emisores de compuestos contaminantes del mundo y una de las principales causas del efecto invernadero. Asimismo, un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) señala que el transporte por carretera es el mayor contaminador atmosférico de Europa. Al quemar combustible, los vehículos de motor, coches y camiones emiten una serie de contaminantes perjudiciales para la salud, como partículas, óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxidos de carbono y compuestos orgánicos volátiles (COV). Algunas de las sustancias presentes en los gases de escape de los vehículos de motor también provocan contaminantes secundarios como el ozono, que se forma mediante reacciones químicas en el aire.

Impactos negativos de la química en la sociedad

La exposición a sustancias químicas y contaminantes puede tener efectos a corto y largo plazo sobre su salud. Conozca los tipos de exposición, los factores que influyen en el riesgo para su salud y los efectos de la exposición a sustancias químicas.

Usted está expuesto a sustancias químicas y contaminantes cuando inhala (respira). Respira más de 20.000 veces al día. Esta cifra puede ser mucho mayor en bebés y niños. Las sustancias químicas y contaminantes que inhalas pueden acabar en tus pulmones y en el torrente sanguíneo. A veces, puedes oler o saborear las sustancias químicas nocivas, pero no siempre es tan fácil. Algunas sustancias químicas, como el radón o el monóxido de carbono, son inodoras, insípidas e invisibles.

Puedes estar expuesto a sustancias químicas y contaminantes al entrar en contacto con ellas a través de la piel y los ojos. Estos órganos pueden ser más sensibles a las sustancias químicas y reaccionar más rápidamente que el resto del cuerpo.

Beneficios de las reacciones químicas en el medio ambiente

Casi todas las actividades dejan algún tipo de residuo en el medio ambiente. Los hogares generan basura ordinaria. Los coches, camiones y autobuses emiten gases de escape mientras funcionan. Los procesos industriales y de fabricación generan residuos sólidos y peligrosos. Algunos residuos contienen sustancias químicas peligrosas para las personas y el medio ambiente. Una vez que estas sustancias químicas peligrosas están presentes en el medio ambiente, las personas pueden verse expuestas a ellas. La exposición se produce cuando las personas entran en contacto con una sustancia química, ya sea directamente o a través de otra sustancia contaminada con una sustancia química.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) ha elaborado resúmenes informativos sobre determinadas sustancias químicas para describir cómo las personas pueden estar expuestas a estas sustancias químicas y cómo la exposición a las mismas puede afectar a su salud. Los resúmenes también explican qué ocurre con las sustancias químicas en el medio ambiente, quién las regula y a quién dirigirse para obtener información adicional.

La exposición, es decir, la sustancia química que entra en contacto con su cuerpo, tiene que producirse para que usted enferme o sufra efectos adversos, o para que tenga algún efecto sobre su salud. Si no está expuesto a la sustancia química, no puede enfermar. Además, aunque haya habido exposición, es posible que no se produzcan efectos adversos para la salud.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.