Composicion quimica de la materia fecal

Contenidos
  1. La composición normal de las heces incluye todo lo siguiente excepto
    1. Heces
    2. Formación de heces
    3. Fórmula química del pis

La composición normal de las heces incluye todo lo siguiente excepto

También se han descrito efectos beneficiosos sobre los suelos del biocarbón, que es carbón vegetal derivado de materia orgánica mediante pirólisis. Sin embargo, a diferencia del carbón vegetal, el biocarbón no se produce como combustible, sino como enmienda para la agricultura (por ejemplo, para el suelo, el compost y la alimentación animal) (Kimetu et al., 2008; Spokas et al., 2009; Anderson et al., 2011; Lehmann y Joseph, 2015). La adición de biocarbón al compost produce una aceleración del proceso gracias a una mejor aireación, temperaturas de compostaje más altas y una mayor duración de la fase termófila (Godlewska et al., 2017; Sánchez-Monedero et al., 2018).

Los brotes de enfermedades infecciosas propagadas a través de verduras contaminadas, por ejemplo, el brote de EAHEC a través de brotes entre mayo y julio de 2011 con casi 4.000 personas infectadas solo en Alemania (Brzuszkiewicz et al., 2011; Robert Koch Institut [RKI], 2011), ponen de relieve la importancia de contar con productos alimentarios seguros. Las cepas patógenas pueden llegar a los campos a través de fertilizantes orgánicos contaminados y pueden sobrevivir durante mucho tiempo en las hortalizas (Solomon et al., 2002; Islam et al., 2004; Jechalke et al., 2019). Por lo tanto, es importante que los campos y los fertilizantes estén libres de patógenos humanos. Mientras que los fertilizantes minerales entrañan riesgos mínimos, los fertilizantes orgánicos como el estiércol o los lodos de depuradora son fuentes potenciales de contaminación y deben utilizarse con cuidado o tratamiento previo. Se ha demostrado que el compostaje termófilo elimina la mayoría de las bacterias adaptadas a las temperaturas mesófilas del cuerpo humano, cuando el proceso de compostaje se realiza correctamente (Shepherd et al., 2007).

Heces

ResumenLa composición química de las heces desempeña un papel importante en el metabolismo humano. La metabolómica y la lipidómica son herramientas valiosas para analizar la composición de metabolitos en las heces. Aquí nos propusimos describir la composición de metabolitos fecales en participantes sanos en heces congeladas. Se recogieron muestras de heces congeladas de 10 voluntarios sanos y se perforaron criogénicamente en cuatro zonas a lo largo de la muestra. Los metabolitos polares se analizaron mediante derivatización seguida de cromatografía de gases bidimensional y espectrometría de masas de tiempo de vuelo. Los lípidos se detectaron mediante cromatografía líquida de ultra alto rendimiento acoplada a espectrometría de masas cuádruple de tiempo de vuelo. Se detectaron 2326 características metabólicas. De un total de 298 metabolitos que fueron anotados, aquí reportamos 185 que mostraron una variación técnica de x < 30%. Estos metabolitos incluían aminoácidos, derivados de ácidos grasos, ácidos carboxílicos y compuestos fenólicos. Los lípidos pertenecían predominantemente a los grupos de los diacilgliceroles, los triacilgliceroles y las ceramidas. Los metabolitos variaban según las zonas de muestreo, algunos eran ampliamente homogéneos y otros variaban en un 80%. Una red calculada mediante LASSO utilizando metabolitos presentes en todas las zonas mostró dos grupos principales que describían el sistema, los lípidos DAG y el ácido feniláctico. En las heces de participantes sanos, los principales grupos detectados fueron compuestos fenólicos, ceramidas, diacilgliceroles y triacilgliceroles.

Formación de heces

Las heces humanas (o faeces en inglés británico) son los restos sólidos o semisólidos de alimentos que no han podido ser digeridos o absorbidos en el intestino delgado de los seres humanos, pero que han sido descompuestos posteriormente por las bacterias en el intestino grueso[1][2]. También contienen bacterias y una cantidad relativamente pequeña de productos de desecho metabólicos, como bilirrubina alterada por bacterias y las células epiteliales muertas del revestimiento del intestino[1]. Se eliminan a través del ano durante un proceso denominado defecación.

Las heces humanas tienen similitudes con las de otros animales y varían significativamente en apariencia (es decir, tamaño, color, textura), según el estado de la dieta, el sistema digestivo y la salud general. Normalmente, las heces humanas son semisólidas, con una capa de moco. A veces pueden verse pequeños trozos de heces más duras y menos húmedas impactadas en el extremo distal (final o inferior). Esto es normal cuando la defecación anterior es incompleta y las heces vuelven del recto al intestino grueso, donde se absorbe más agua.

Fórmula química del pis

El efecto de acumulación de heces de la fibra dietética (FD) está bien documentado y se cree que es importante en el efecto beneficioso postulado de la FD sobre la salud humana. El objetivo del presente estudio era investigar la digestibilidad de la FD en relación con sus propiedades de retención fecal y estudiar los posibles mecanismos de este efecto. Se estudiaron cuatro dietas, basadas únicamente en alimentos convencionales, en experimentos de equilibrio con sujetos humanos. La dieta A contenía DF procedente principalmente de cereales integrales, mientras que las dietas B1 y B2 contenían DF procedente principalmente de legumbres, verduras y frutas. La dieta C era una dieta baja en fibra. Las heces se fraccionaron en cuatro fracciones, cada una de ellas enriquecida en uno de los tres componentes siguientes: FD no digerido (fracciones 1 + 2), bacterias fecales (fracción 3) y componentes solubles (fracción 4). La digestibilidad de la FD en las dietas A, B1 y B2 fue de 0,62, 0,88 y 0,90 respectivamente. Los sujetos que consumieron la dieta A excretaron ligeramente más fracción 3 que los sujetos que consumieron las otras dietas. Así pues, no se corroboró la afirmación de que la AD de alta digestibilidad estimula el crecimiento microbiano en el intestino. La capacidad de retención de agua de la fracción 1 se estudió in vitro y resultó ser baja. Se sugiere que la FD soluble no digerida es importante en las propiedades de retención de las heces de la FD. Palabras clave BacteriasFibra dietéticaComposición fecal

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.